diciembre 23, 2008

Mi cabeza es mía

¿Dónde está la barrera de privacidad que no debe traspasar la publicidad? Se nos plantea esta pregunta al ver la campaña de ambient desarollada hace poco en Argentina.



La marca era H&S (Head & Shoulders)y la intención demostrar al público que necesitan el producto (un champú anti caspa). Para ello situaron una cámara orientada hacia abajo justo delante de una pantalla de 42 pulgadas de forma que, al acercarse, el consumidor veía en ella la imagen de su cuero cabelludo. El consumidor y todos los que estuvieran alrededor.



Cuando hablamos de higiene personal, hacer que uno demuestre sus carencias en público no parece el mejor modo empatizar con él. Sin duda agencia y marca decidieron correr un riesgo importante arriesgandose a "caer mal" a costa de demostrar que el producto es necesario. Se añade además que los botes de champú están situados justo en el frontal en que está la pantalla, de forma que para el consumidor comvemcido se hace imprescindible pasar el trago de la cámara para cogerlo. Sería muy interesante conocer datos de la evolución de ventas en ese supermercado concreto antes, durante y depués de la campaña, para así poder comprobar si nuestro olfato nos acompaña o no.

En cualquier caso dejamos constancia para escuchar opiniones varias.

Fuente: Briefblog

1 comentario:

Juanmarketing dijo...

Excelente acción, sobre todo coherente...

Que mejor que mostrar la necesidad justo delante del producto - solución

Bienvenido al NUEVO Pasión por el Marketing...