octubre 19, 2010

¿Volvemos al comienzo?

Desde que estudiaba la carrera (Publicidad y RRPP) hace ya unos añitos siempre nos contaban y creíamos que los presupuestos más grandes, las campañas más espectaculares eran las que más "molaba" planificar, producir y disfrutar (palabra de productora).

No siempre he estado de acuerdo con esto, pero tras varios grandes proyectos con sus reconocimientos del cliente y/o del sector, de los que me alegro enormemente de haber participado, parecía que si que eran mucho mas gratificantes que otras muchas pequeñas acciones que han cumplido sus objetivos.

Ahora os pongo un ejemplo, no de Marketingvivo por eso de no mirarnos el ombligo, con el que me ratifico en lo que vengo pensando en estos (mis) últimos tiempos: lo que queda es el mensaje, lo que toca el espíritu, no tanto lo que entra por el ojo:



Es más "rollo" hacer campañas más sencillas, menos vistosas y premiables, pero no hay manera tan directa de tener un contacto tan efectivo.


Por Paloma Granero

4 comentarios:

Bruno dijo...

directa, sencilla y efectiva, ¿para qué más?

Borja dijo...

Yo no estoy de acuerdo en que las mejores campañas sean las más caras. Mirad a Argentina, lo que no tienen de presupuesto lo derrochan en creatividad...

bego27 dijo...

eso es cierto, las mejores campañas son las mejores ideas y, si me apuras las mejores ideas mas "baratas" :D Me encanta esta.

Rodrigo dijo...

Genial... eso si ay campañas ba-ratas